prueba

Comprar ¡sin remordimientos! comprar inteligentemente

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Hay varias cosas que podemos hacer para comprar mejor, yo propongo algunas aquí.

Hay que saber distinguir entre Deseo y Necesito

Todos gastamos en cosas que deseamos y cosas que realmente necesitamos. El problema es que la mayoría de las veces, no distinguimos la diferencia. Cuando vemos una bolsa de mano “nos convencemos” de que la necesitamos porque las otras dos ya están muy viejas. O no nos detenemos a ver el precio del jugo del súper, porque es una “necesidad”.

La mejor forma que yo he encontrado para distinguir entre deseo y necesito es esperar un poco. Miranda Marquit de destroydebt.com lo define como el “período de espera”: ¿puedes librarla sin el producto (la bolsa, el jugo etc.) por un determinado período de espera? Esto determina que tanto necesitamos REALMENTE lo que queremos comprar.

Al principio puede resultar complicado hacer esto para cada compra, pero poco a poco se va haciendo un hábito y un hábito divertido, de hecho.

Comprar lo que deseamos con dinero que tenemos.

La imagen del avaro más triste y repulsivo es la de aquel que nunca compra nada. Mucho menos objetos inútiles que solo proporcionan placer superficial. Qué triste sería que no hiciéramos esas compras inútiles de vez en cuando ¿no?  La idea es hacerlas inteligentemente. Lo primero es hacerlo CON DINERO QUE YA TIENES, es decir, sin crédito, sin pedirlo prestado. Esto solo ya te ahorrará dolores de cabeza.

Comprar lo que deseamos de forma PLANEADA

Ahora bien, no siempre se tiene el dinero para comprar algo  que realmente deseamos.

Si es un capricho más grande de tu presupuesto, puedes planearlo. Imaginemos que es un producto de $4,000 y sólo tienes $1,500, puedes una de dos, ahorrar durante 1 mes para tener más cash o comprarlo a crédito ESTABLECIENDO de antemano como vas a hacer los pagos.

La cosa se vería más o menos así:

$4,000 que cuesta el objeto de nuestro deseo

-$1,500 que tenemos disponible para «gastos superfluos» y pagamos en cash

=$2,500 por pagar para lo cual usaremos el crédito

Dividimos los $2,500 en tres meses que es lo que consideramos apropiado para saladar la deuda (es una idea) de $834. Luego $834+$33 (aprox de interés bancario)=$867

$867X3 (meses)=$2,602

Lo que significa que por usar crédito, pagaremos $102 extras. Pero si lo planeamos y si estamos seguros que podemos pagarlo, ¡adelante! Nuestro presupuesto no se verá afectado, los intereses que pagaremos no nos ahogarán y no nos agarrarán por sorpresa.

Pagar los lujos, caprichos y deseos de forma planeada ha hecho una gran diferencia en nuestra casa.

Por supuesto todos los deseos deben ser comprados DESPUÉS de haber cubierto lo que se necesita.

 Necesitar menos y mejor

En cuanto a lo que necesitamos, hay un gran y amplio rango. El ejemplo del jugo es bueno: necesitamos jugo para desayunar con nuestros huevitos en la mañana. Pero ¿realmente necesitamos comprar el más caro? Necesitamos ir al gimnasio, pero ¿necesitamos pagar por el más caro? ¿O pagar la membrecía completa?  Mr. Blogylana y yo vamos a un gimnasio no tan barato, pero  que está enfrente de la casa (lo cual ayuda a que asistamos más seguido) y cortamos la membrecía completa. Estamos en horario restringido (por lo cual no podemos asistir a horas pico) ¡pero nos ahorramos $1,000 al mes! ¡Define lo que necesitas y luego define todavía más!

Se creativo

Las odiosas campañas de publicidad han puesto de moda esta frase. Pero siempre he pensado que es bueno usar esas neuronitas. Hace poco me enteré de lo que hizo el hijo de un amigo mío: Se juntó con sus cuates (5) para comprar la consola de videojuegos que querían (no me pregunten cual). La cosa costaba como $4,000, así que cada cuate apoquinó con $800 con lo que mi amigo (el padre que finalmente dio los $800) estaba muy complacido. Dijo: “no es lo mismo pagar $4,000 que $800. Además son sus súper amigos. Iban a venir aquí a jugar con la consola todo el día de cualquier forma, ¡así que la idea de que paguen por ella es genial! Y le garantiza a mi hijo constantes retadores”.

Yo no tengo hijos ni juego videojuegos, pero si pudiera comprar así un guardarropa de diseñador ¡no me importaría compartir atuendo!

 

 

 

 

5 comentarios en «Comprar ¡sin remordimientos! comprar inteligentemente»

  1. físicamente, una persona sólo necesita agua, un poco de luz solar y una alimentación vegana bien combinada. indumentarias para protegerse de los elementos y un lugar para guarecerse.

    todo lo demás es lo divertido.

    Responder
  2. al leer la anecdota de la consola de videojuegos y como los chavitos se juntaron para comprarla, automáticamente trajó a mi mente la fatídica reunión de capital de Bart Simpson, Milhouse y Martin, destinado a la compra del primer número del «hombre radioactivo»…

    No acabaron muy bien que digamos eh…???

    =P

    Responder

Deja un comentario

Organiza tu dinero:  El sistema de 5 fases + Inversiones 101 

EMPIEZA DESDE HOY A ORGANIZAR TU DINERO

Descarga sin costo el Kit de Inicio Organiza tu Dinero®
Audio, plantilla de registro de gastos Excel, tutorial de la plantilla y un regalo sorpresa. 

NOMBRE

EMAIL