prueba

Cómo diseñar una web para convertir visitas en clientes

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Es posible tener una página web que convierta visitas en clientes?

Esta es una de las preguntas que me hacen repetidamente muchos de mis clientes, o quienes quieren comenzar a trabajar conmigo.

La respuesta a esta pregunta es Sí. Y la solución está en el diseño.

Pero cuando hablo de diseño, no me refiero a colores, tipografías y a que todo quede bonito (aunque esto siempre es importante), sino a tener una comunicación efectiva que consiga resultados reales. En este caso: la conversión de visitas en clientes.

 

Muchos me comentan que tienen visitas en su sitio web, pero no consiguen clientes; lo que pasa es que muchas veces se tiene el concepto erróneo de que hay que tener un sitio web para “estar en internet”.

Cuando comienzo a indagar en estos problemas, observo que lo principal a resolver es mucho más profundo, casi de raíz.

Por eso es importante realizar un rediseño completo, pues un sitio web es la herramienta fundamental para conseguir clientes: hoy te voy a contar cómo diseñar una web para que conviertas tus visitas en clientes.

Antes de meternos de lleno te cuento que me llamo Esteban y ayudo a coaches y consultores a conseguir más clientes y más ventas a través de un sitio web.

 

Antes de sentarse a diseñar una web

Muchos se lanzan al mundo online con una web rápida y sencilla. Esto no está mal si estás recién comenzando y quieres algo simple y eficaz para tener presencia en internet.

Pero cuando llevas 2 ó 3 años con tu negocio, las cosas ciertamente comienzan a verse un poco diferentes. Tienes un sitio web que ya no te representa, pero sobre todo no sabes cómo diseñar una web para que convierta visitas en clientes porque no eres diseñador.

Y la clave no está en sentarse a diseñar una web o hacer la parte ejecutiva, que es montar el sitio web sobre WordPress. La clave para que tu sitio web convierta visitas en clientes se ubica antes.

Con antes me refiero a que es fundamental que te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Para qué quiero una página web?
  • ¿Qué quiero lograr con mi sitio web?
  • ¿Cuál es el objetivo principal de mi sitio web?
  • ¿Qué quiero que las personas hagan cuando lleguen a mi sitio web?

 

Las respuestas a estas preguntas te darán la clave y las bases para perfilar el camino a seguir en el diseño de tu web.

Tener un objetivo claro y pensar qué quieres que hagan las personas en tu web es algo fundamental.

Imagina que das una charla en un evento, te nombran en otro blog y las personas van a tu sitio web. ¿Qué es lo que te gustaría que estas personas hiciesen?

A lo largo de mi carrera como diseñador web me he encontrado con páginas que tienen más de 7 llamadas a la acción diferentes, y webs sin ningún objetivo más que el de contar qué es lo que hacen.

Lo más importante a tener en cuenta es que un sitio web es una herramienta muy poderosa para convertir visitas en clientes.

Doy por sentado que antes de plantear el objetivo ya tienes definido quién es tu cliente ideal. Es decir, el tipo de cliente con el que te gustaría trabajar.

 

El objetivo de tu web

Seguramente te estarás preguntando y cuestionando cuál es el objetivo de tu sitio web, o tal vez pienses que todas las webs tienen un mismo objetivo.

Esto no es así, ya que cada negocio tendrá su propio objetivo y razón de ser.

Por ejemplo, si eres coach o consultor/a online puede que tu objetivo principal sea conseguir una primera llamada.

Puede también que tu objetivo sea captar suscriptores para que luego entren a un embudo de email marketing.

En fin, las opciones son muy variadas, y dependerán de tu negocio y de lo que quieres lograr tú.

 

Características de una web que convierte visitas en clientes

Una vez que tengas planteados los objetivos que quieres lograr con tu sitio web, todo será más fácil porque no basarás tus decisiones en tus gustos o en los de algún familiar o conocido.

Al contrario, cada acción de diseño tendrá un fin, un sentido y un objetivo: convertir visitas en clientes.

Como sabes, el primer contacto de un potencial cliente con tu negocio es frío. Con esto quiero decir que no es directo sino a través de páginas estáticas, y nunca es lo mismo que si fuera personalmente.

La persona —o el visitante, mejor dicho–, no podrá escuchar la calidez de tu voz, ni notar tu mirada o tu forma amistosa de comportarte. Más bien el trato es frío, por lo que siempre es súper importante prestar atención a los detalles y a las características principales que debe tener tu sitio web.

Para que tu sitio web convierta visitas en clientes debe poseer 3 características fundamentales:

  1. Tener una muy buena primera impresión.
  2. Transmitir confianza.
  3. Tener autoridad.

 

Primera impresión

La primera impresión de tu sitio web es lo más importante si es que quieres convertir visitas en clientes.

A un usuario le lleva 50 milisegundos determinar si se queda o se va de tu sitio web. Así de fácil y así de rápido. Para ponerte en contexto: 50 milisegundos son 0.05 segundos.

¿Y cómo hago para tener una muy buena impresión?

Bueno, para esto resulta fundamental tener un diseño claro y simple. Puedes ver este artículo en donde te cuento cómo tener una buena primera impresión en tu sitio web y aumentar las conversiones.

 

Autoridad

Cuando hablo de transmitir autoridad no estoy refiriéndome a la ley, o a ser autoritario o algo por estilo. Con esto quiero decir que es importante contar quién eres y por qué resultas la persona indicada para ayudar al visitante.

Cuando un visitante llega a tu sitio web se preguntará: ¿y quién es esta persona?

Si sumas varios elementos que te den autoridad, como testimonios o prueba de valor, la persona se sentirá más segura y entenderá que sabes del tema.

 

Confianza

Como el trato a través de la página web es frío, transmitir confianza es mucho más difícil que en persona, por eso es importante tener los elementos adecuados para que el visitante confíe en ti rápidamente.

Los testimonios, el diseño gráfico y la calidad de las fotos ayudarán a transmitir más confianza también.

Aquí puedes ver el antes y el después de un rediseño web que he realizado. La nueva página transmite más confianza y autoridad, lo que permitió un aumento de suscriptores, clientes y un gran impacto en las ventas.

 

 

5 claves que te ayudarán a convertir visitas en clientes

Como dije antes, si te nombran en una conferencia o en un blog, las personas irán a tu página de inicio. Esto es clave: que tenga una buena impresión para convertir visitas en clientes.

Aun así, no es suficiente dar una buena primera impresión, también hay que contar con ciertos elementos que ayudarán a convertir visitas en clientes.

Hay muchas cuestiones a tener en cuenta, hasta el color de cada botón influye en la conversión. Pero hoy quiero contarte las 5 claves que considero fundamentales que debe tener tu sitio web para convertir visitas en clientes.

 

La estructura de cada página

Es fundamental que cada página tenga un objetivo claro. Este objetivo determinará cómo vamos a estructurar el contenido y dónde irá cada sección.

Suelo recomendar el uso de la estructura de pirámide invertida, en donde se comienza con el contenido más importante y se va hacia el menos importante.

Esta forma de estructurar el contenido hace que la lectura del usuario sea fluida.

Si deseas hablar de los problemas que tienes actualmente con la estructura de tu sitio web y por qué no estás convirtiendo visitas en clientes, puedes  reservar una llamada estratégica gratuita conmigo de 20 minutos.

 

Propuesta de valor

En la primera impresión del sitio web, es fundamental que se lea tu propuesta de valor.

La propuesta de valor es determinar en una frase qué haces, para quién y cómo vas a ayudar a resolver el problema, o cuál será el beneficio de trabajar contigo.

Sé que puede sonar algo abrumador si es la primera vez que lo escuchaste, pero hay una fórmula sencilla que te servirá para crear un título que atrape al lector rápidamente:

“Ayudo a (tu cliente ideal) a lograr (el beneficio) a través de (qué haces o cómo lo haces)”.

De esta manera, yo podría decir: “Ayudo a coaches y consultores a conseguir más clientes a través de un diseño web personalizado”.

Suena bien, ¿no?

 

CTA o Llamado a la acción

Esta propuesta de valor tiene que ir acompañada de un CTA (Call to Action), o llamado a la acción.

Un llamado a la acción es un botón que indique qué es lo que va a suceder si el usuario hace click allí.

La clave del botón es que esté alineado con el objetivo y con la propuesta de valor o el título principal.

Es decir, teniendo en cuenta el ejemplo que di anteriormente: “Ayudo a coaches y consultores a conseguir más clientes a través de un diseño web personalizado”, no tendría sentido poner un llamado a la acción que diga: “Descargar guía”.

Otro error común es poner palabras vagas como Contacto. ¿Qué es lo que va a pasar si hago click en ese botón? ¿Me llevará a la página de contacto o me saltará un pop up para enviar un email?

Este tipo de cuestiones, aunque parezcan sencillas, son fundamentales para aumentar la conversión y hacer que la persona se sienta cómoda en nuestra web.

En el diseño web se trabaja mucho lo que es UX/UI, o la experiencia que tiene la persona al visitar un sitio web y cómo podemos hacer para mejorarla.

Otro error que suelo ver seguido cuando reviso webs de clientes es que tienen muchos llamados a la acción distintos en una misma pantalla, y ni hablar en una misma página.

No recomiendo poner más de un llamado a la acción por pantalla, salvo en ocasiones especiales.

Y en cuanto a cantidad de llamados a la acción por página, va a depender de cada objetivo; pero si realmente el objetivo es conseguir suscriptores o lograr una primera llamada, este es el call to action que se debe repetir a lo largo de la página, y no otros.

Me he cruzado con webs que tienen 5, 6 ó 7 llamados a la acción en la página de inicio, pero esto hace que la decisión para el usuario sea más difícil.

Recuerda que menos, es más.

 

Tipografías y colores

No voy a hablar del trabajo de identidad visual ni del branding, pero considero fundamental que tanto la tipografía y los colores vayan alineados con tu marca.

Si quieres mejorar la lectura y que sea más fluida, te recomiendo utilizar no más de 2 ó 3 tipografías: una para los títulos y otra para los párrafos.

La misma regla aplicaría para los colores de tu sitio web. Trata de mantener una paleta de 2 ó 3 colores, además del blanco y el negro.

Esto hará que la primera impresión sea agradable y que el usuario se sienta a gusto cuando visite tu sitio web.

He visto webs con un botón de cada color y tipografías cursivas, serif, sans serif, que lo único que hace es dificultar al usuario la navegación del sitio web, y en última instancia, hará que lo abandone rápidamente.

 

Responsive

De más está decir que hoy, en el 2020, si tu sitio web no está adaptado a smartphones o tablets, estás perdiendo clientes.

El 50% o más estará visitando tu sitio web a través de su smartphone. Por lo tanto, es imprescindible que esté optimizado y sea responsive para que logre convertir visitas en clientes.

En la siguiente imagen hay otro rediseño web que he hecho, en donde también se trabajo la parte móvil. Es decir que es un sitio web responsive.

 

Extras

Toma nota de algunas claves extras que te ayudarán a convertir visitas en clientes:

  • Procura que tu sitio web cargue rápido: Con rápido me refiero a que no tarde más de 3 segundos en cargar. Si tarda más de esto, es probable que el usuario abandone tu sitio y vaya por otra alternativa.
  • Muestra quién eres y sé transparente: Muchas personas suelen ocultar su rostro o quieren vender que son una empresa, cuando en realidad se trata de una sola persona. Mostrar quién eres transmite mucha confianza en el usuario y le ofreces transparencia, ya que no tienes nada que ocultar. Procura tener muy buenas fotografías que vayan acorde con tu marca.
  • Tener un Lead Magnet: Un Lead Magnet es un contenido de valor que le aportas a tu audiencia a cambio de que deje su email. Tal vez uno de los problemas de que no estés convirtiendo visitas en clientes sea que no tienes un Lead Magnet, o que no esté ubicado de manera estratégica.

Un Lead Magnet te ayudará a conseguir más tráfico, suscriptores y cultivar una base de datos de potenciales clientes.

 

No se trata de ti, se trata de ellos

Antes, cuando te hablé de estructurar el contenido estratégicamente, no te dije lo más importante:

El contenido tiene que hablar de ellos, no de ti.

¿Pero cómo? ¿Si no hablo de mí y de mi servicio… de qué voy a hablar?

Cuando digo que hables de ellos, me refiero a que cuentes cómo va a ayudar tu servicio a mejorar la vida de tu cliente, o cuál será el beneficio que le aportará.

Si tienes una lista interminable y aburrida de características de tu producto o servicio, quizá estés espantando clientes. Es muy importante que en vez de presentar este listado, te enfoques en hablar de los problemas que ellos tienen y de cómo los ayudará tu servicio.

Esto no quiere decir que no hables de tu servicio, sino que hables de él pero contándole al cliente todo lo que va a obtener.

 

Las 5 páginas imprescindibles que debe tener tu web de venta de servicios

Ya llegando a lo último del artículo, no quisiera dejar pasar las 5 páginas que considero imprescindibles que debe tener tu sitio web, si es que vendes servicios.

Home Page: La Home Page es la página en donde van a aterrizar tus potenciales clientes; es una de las que más visitas recibe. Por eso es importante que pienses bien los objetivos y lo que quieres que el usuario haga, para, de manera estratégica, convertir visitas en clientes.

Sobre Mí/Acerca de: Esta página es otra que recibe muchas visitas. Aun así, recuerda que no se trata de hablar de ti en ella, sino de cómo vas a ayudar a tu cliente y qué es lo que él o ella conseguirá si trabaja contigo.

Servicios: Si la persona llega a esta página es porque está interesada en tu servicio. Por lo tanto, es fundamental que cuentes cuál es la solución que ofreces al problema, el valor y, aquí sí, las características y detalles del servicio.

Contacto: La página de contacto nunca puede faltar. Esta es una forma de que el usuario pueda enviarte un correo de forma rápida y simple a través de un formulario. Recuerda poner otros datos de contacto: redes sociales, email y dirección.

Blog: Tener un blog incorporado a tu página no es primordial, pero considero que es necesario si quieres atraer más público objetivo a tu sitio web. Un blog te ayudará a diferenciarte y a tener contenido interesante y de valor para tus potenciales clientes.

 

Si deseas hablar de por qué tu sitio no convierte visitas en clientes, puedes reservar una llamada estratégica gratuita conmigo de 20 minutos.

3 comentarios en «Cómo diseñar una web para convertir visitas en clientes»

Deja un comentario

EMPIEZA DESDE HOY A ORGANIZAR TU DINERO

Descarga sin costo el Kit de Inicio Organiza tu Dinero®
Audio, plantilla de registro de gastos Excel, tutorial de la plantilla y un regalo sorpresa. 

NOMBRE

EMAIL