prueba

10 Razones para mandar a un cliente a la…

Compartir:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En esta cultura del “trabajo es una bendición” y “da gracias a Dios que tienes trabajo”, los freelancers estamos más que expuestos a aguantar carros, carretas y carretones por conservar clientes aún a costa de nuestra propia supervivencia profesional.

No todos los clientes te convienen y eso tarda uno en asimilarlo de verdad. A veces lo repetimos como si en la repetición encontráramos alivio, pero no nos comportamos acorde a lo que estamos repitiendo… así como las planas en la primaria que rara vez nos hacían aprender la lección (¡pregúntenle a Bart!) por eso, aquí una guía de razones y señales de que debes mandar a ese “monito” muy lejos:

  1. Siempre tiene prisa cuando se trata de TUS entregas. Pero cuando a él le toca entregar material/información/datos/DINERO es más lento que una viejita caminando, con bastón, cieguita y de rodillas.
  2. Cuando en repetidas ocasiones las emergencias y desastres son causados por la falta de organización del cliente. Una vez, va; dos se entiende pero EVERY TIME? este cliente te mantiene en estado de alarma constante, estresado y cansado sin que la situación de verdad lo amerite.
  3. Te da mucho trabajo… de a poquito. Si, ya sabes, esas micro chambitas que no te cuestan mucho esfuerzo, pero que tampoco te dejan ganancias y se convierten en una especie de “cuchillito de palo” que está ahí dale y dale. Te quita tiempo de concentración para proyectos más grandes y valiosos.
  4. La ética no figura entre su set de herramientas. Te pide no darte facturas constantemente, que imites a la competencia, es demasiado secretivo en relación al “proyecto” o de plano se está robando el diseño/idea/contenido de otro lado. ¿Cómo saber de antemano si sus éticas no son compatibles? generalmente desde el principio del trato o cotización, algo (aunque no sepas bien que) no te late o de plano te hace sentir incómodo. Hazte caso.
  5. Aparece y desparece. Es menos común, pero sucede: te contrata, haces el trabajo y a la hora del pago ¡desaparece! para aparecer nuevamente solo cuando necesita de nuevo de tus servicios.
  6. ¡Cambios cambios y más cambios!pero no puede explicar que es lo que quiere. Pretende que haciéndote trabajar le “atines” a lo que está buscando, así como por arte de magia.
  7. No ve la diferencia entre que le des un servicio y estar a su servicio. Es importante que tú también distingas la diferencia (:
  8. Tus consejos y sugerencias son constantemente ignorados. El clásico, “mi sobrino de 20 años me dijo que…” dile al sobrino que ¡ya tiene chamba nueva!
  9. Revisiones tras revisiones. Si a pesar de cobrar extra al llegar a la  revisión No. 265 el cliente sigue revisando,  revisando, revisando (y por supuesto haciendo mil correcciones en el camino). Es el never ending project…
  10. Constantes “cortes al presupuesto”.Aquel que en cada trabajo que te pide dice que no tiene dinero, que cada que te contrata tiene menos presupuesto que la vez anterior o que en medio del trabajo está cortando lana, hay que decirle adiós antes de que te escoja como su siguiente corte definitivo. Clientes pichicatos que tienen chamba pero nunca dinero.

 

No sean tímidos y pongan las que crean que me faltaron en los comentarios (:

29 comentarios en «10 Razones para mandar a un cliente a la…»

  1. Yo creo que abarcaste muy bien el espectro de clientes So!… Tengo unos 6 meses como freelance y el peor cliente hasta el momento que me ha tocado es una combinación del 4 y el 7.

    Este cliente me pidió un trabajo que cotice y me dijo que el estaba acostumbrado a pagar como el 70% de eso por el mismo trabajo en promedio pero que me ok, lo pagaria solo que como era un trabajo que se cotizaba por horas la orden de servicio saldria por el mismo precio pero por mas horas «para no tener problemas con el sistema que ya tenia dado de alta el otro precio» ilusa yo desde ahi se me debio prender un foco rojo, total que pago bien los dos primeros proyectos pero al tercero simplemente decidio unilateralmente que no me iba a pagar mas que lo que estaba acostumbrado y no salio de ahi, para no tener problemas le re-facture recupere al menos el 70% del dinero, me volvio a buscar el viernes y por supuesto que decline su oferta.

    Ya ire agarrando colmillo con el tiempo!

    Responder
  2. Un gran error de los freelance es vender horas de trabajo como si fueran bestias de carga, precisamente porque el cobro de hora frente al cliente te convierte en un número y no en alguien con una habilidad o talento especial.

    Lo mejor que puedes hacer, en la medida de las posibilidades, es vender resultados y en tal caso utilizar las horas de forma interna para organizarte. Lo importante aquí es tener claro que a veces trabajas muy rápido o muy lento y la relación tiempo/trabajo se vuelve imprecisa, en cambio dividir bloques de un proyecto en resultados se vuelve más concreto.

    Saludos So.

    Responder
  3. Cada vez que alguien me sale con eso de la vendición del trabajo respondo:

    Mira el trabajo es como el agua:

    Una sequia es mala porqué el agua es necesaria, pero en una inundación ¡corre!

    Es bueno tener agua siempre que sea de calidad ¿o te gustaría ver tu casa inundada con agua del drenaje?

    Puede ser que Dios dé el agua pero no la entuvo, así que ¡paga!

    A veces haciendo la analogía se puede hacer entender a un cliente, si ni así entiende entonces lo mando por un tubo de drenaje.

    Responder
  4. Se ha comentado en mi hambiente laboral el independizarnos y poner una micro empresa para aprovechar nuestras capacidades, pero personalmente si le he tenido miedo al «trato» con los clientes sobre todo a la hora de pagar. NO PAGAN, o te jinetean el pago tanto como pueden. A mi empresa eso le ha costado esperar hasta 6 meses para poder meter la factura, y eso que no se chupan el dedo, son duros para el dinero, pero las transnacionales son todavia mas. Y al final de tu trabajo SIEMPRE esperan que el «bocho» que se les cotizo (porque siempre lo quieren barato y simple) corra como el «ferrari» que tenian en mente y aparte que se maneje solo.

    Saludos so =)

    Responder
  5. ¡Hola experimentada So!

    Faltó el «mañana ya te pago» y que te trae de ratón loco ( o será oveja :D)para poder cobrar.

    Aún y con la paciencia del justo Job es todo un reto no llegar y tener deseos de apretar cogotes.

    ¡Abrazos desde la siempre cambiante en clima Ensenada!

    Responder
  6. Tienes razón, yo vendí por horas mi trabajo una solución para una empresa que le representaba salir o no a producción el proyecto, lo hice en 2 horas, cobré una bicoca.
    Porque mi experiencia me permitió resolverlo rápido.
    Y para mala suerte no aceptan recibos de honorarios, solo facturas, por lo que recurrí a un tercero para cobrar, alli se fue el 30% de lo que cobré (por dizque gastos de administracion).

    Saludos.

    Responder
  7. Y que tal ese que te pide que le hagas el primer proyecto sin cobrarle, como una prueba de tu creatividad para empezarte a dar chamba, jajajaja. Esos nuuunca pagan.

    Responder
  8. También faltó el cliente que siempre quiere jugar contigo al «burro y la zanahoria». Ese que siempre quiere que le des buen precio porque «tiene un chorro de contactos» y te va a dar «harta chamba» a cambio de ese súper descuento. ;-)

    Responder
  9. ¡Muy completo el catálogo de clientes a los que debemos mandar al Averno, ovejita!
    Yo comparto la frase con la que yo los envío, allá, lejos: «Le informo que, desafortunadamente, no me encuentro en disposición de atender su nueva solicitud.» Si el ex-cliente es listo sabrá perfectamente qué le estamos diciendo, algo así como «no eres tú soy yo». Si quiere más explicaciones yo sugiero decirle la verdad, por ejemplo: -Estoy depurando mi cartera de clientes y estoy seleccionando a aquellos con los que se me facilita el tema de los cobros (o del envío de la información o la cantidad de tiempo para modificaciones, etc. etc.)-

    Responder
  10. pues que clientes quedarian? jejeje todos tiene cola que les pisen hasta nosotros como servidores de ellos si esta otro que entrega el trabajo mas rapiido y 10-20% mas economico ya nos pasaron a freir esparragos jejeje.

    pero seamos sinceros, o yo por lo menos asi le hago cuando me veo en una situacion donde el cliente es moroso, donde tiene miedo de sacar la billetera o que «ahh te voy a reducir el pago porque quiero ahorrarme,etc a la mitad» un ejemplo pues igual me pongo en la misma sintonia, ya no le presto tanta atencion, no consume el tiempo, no hago nada por esmerarme a entregar puntualmente el trabajo si no pueden pagar puntualmente. Sera poco recomendable, no es nada de lo cual se pueda uno sentir orgulloso pero es la realidad. Saludos!

    Responder
  11. Muy buen artículo.
    Pero tengo un cliente que dos veces al año me hace una compra importante, pero ya por eso se siente que soy de su propiedad con «Chambitas mínimas y extra-rápidas» ¿También hay que deshacernos de los de ese tipo?

    Responder
  12. me falta diferenciar quien es cliente y quien «amigo» aveces si no puedo hacer un trabajo, pierdo los dos…
    También, parece que al trabajar desde casa, lo toman como un hobbie y no se quiere pagar..

    Responder
  13. También estan los que te compran en pagos y cada que llega la fecha te dan menos de la mitad de lo acordado y el cobro lo terminas en AAAÑÑÑOOOSSSSS y cuando al fin acaban de pagarte, viene el siguiente proyecto que quieren pagarte igual. Pero eso si las demodelaciones, el carro nuevo, Las vacasiones y los gastos de fin de año estan asegurados en su totalidad.

    Responder
  14. Yo tengo experiencia al respecto y por fortuna, me he dado cuenta, que es una forma de depurarse y de depurar el trabajo (una especie de selección natural entre clientes y entre uno mismo-también le sirve al cliente para depurarse). Lo primero que hay que diferenciar, es la necesidad del cliente.Pareciera que uno da por hecho que sí un prospecto de pregunta algo y te va a ver, es que quiere hacer algo…Pero no. A veces solo quiere platicar y cotizar. Y como no tiene la necesidad REAL, entonces puede juguetear con la cotización y con los términos de la misma.
    (Mi padre me dijo un día, nunca demuestres que te estas muriendo de hambre…) Luego, si notas que tu cliente no requiere el servicio en REALIDAD, entonces, tu también puedes entrarle al jugueteo… Y obvio que lo harás para cotizar mas alto tu servicio. Todo lo anterior es muy importante, por que, si el cliente no tiene la necesidad del servicio, entonces NO ES SU PRIORIDAD. Y tampoco será su prioridad, cubrirte tus servicios. Por lo tanto, HAY QUE DARLE EL SERVICIO A QUIEN TIENE REALMENTE UNA NECESIDAD.

    Responder
  15. El trabajo les urge y no te hablan del anticipo, te traen como esclavo varios dias, pero a la hora del pago «el diseño siempre no se usó» entonces 3 meses después les sigues cobrando… Si actuan como clientes deben de pagar como tales, se usen o no tus ideas.

    Responder
  16. la verdad es que estoy en el proceso de identificarlos y deshacerme de ellos porque a veces les trabajas gratis ya que te utilizan para conseguir mejores precios con otros proveedores de tu servicio

    Responder
  17. Te doy toda la razón y agrego una observación cuando es momento de analizar detenidamente la cartera de clientes que actualmente trabaja con nosotros e identificar a los más valiosos. ¿Quiénes son los más valiosos?

    Los que nos generan mayores ingresos a lo largo del mes / semestre / año (como lo quieras medir)

    Una vez identificados los mejores clientes, entonces tratar de generarles más negocio y ayudarles a crecer con ideas y propuestas que puedan aplicar directamente en su negocio. Esto nos generará el efecto de publicidad boca a boca y la lealtad de esos clientes.

    Al mismo tiempo tratar de cortar o poner deadlines más aplazados para los clientes del tipo que describes en tu artículo, desde el inicio, para no tener esa presión encima del clásico «me urge para ayer».

    En fin, te mando un saludo y te felicito por tu página, creo que me volveré un «cliente» recurrente a tus posts.

    Responder
  18. Hola participantes de este post, les hago un saludo en forma de respeto.

    Recuerdo que en mi antiguo trabajo tenía clientes que se ajustan casi a la perfección a cada punto y algunos hasta tienen la fución de dos puntos o más.
    Y bueno el caso es que me encontré con un cliente que siempre llegaba cuando estaba cerrando(a horas de la noche) y me pedía realizar trabajos de tipo ofimática, la persona era mayor y parecía buena persona, aparte que decía entre mí bueno ese extra no me caería mal, sin embargo las circunstancias se tornaban tediosas cuando exigia mucho por poco como en el punto (3. Te da mucho trabajo… de a poquito)y después de eso se tornaba generalmente hacía el punto (7. No ve la diferencia entre que le des un servicio y estar a su servicio)debido a que daba un gran esfuerzo de quedarme hasta dejar el último cliente satisfecho ese era mi lema, el cliente es primero y aparte me dí cuenta que comenzaban a llegar más clientes a esa hora en la que ya se suponía estaba cerrado el negocio.
    Finalmente terminé evadiendo al cliente por cuestiones de que atrazaba en trabajos de mayor comlejidad y que me redituaran mayor cantidad de dinero de lo que le ganaría con ese cliente.
    Y bueno ahora solo me acuerdo y hasta se me hace chistoso por que así aprendí digamos a la mala, pensando siempre que el cliente es primero, pero me dí cuenta que no siempre es así aunque nos desgarremos por conservarlos, aprendí que clientes siempre va a haber y que si le das buen servicio y los educas en tus horarios de servicio, te van a recomendar por la calidad y el buen desempeño del mismo.

    Solo queda mandarles de nueva cuenta un saludo esperando que sus experiencias sean retroalimentadas con mi post.

    (:

    Responder
  19. en el punto de «no entiende la diferencia entre servicio y estar a su servicio»… creen que no comes, no duermes, no vas al baño, no tienes familia, no te enfermas, no tienes fines de semana.. todo eso lo omiten, esperan tu disposición 24/24… y bueno… hay millares de jefes así también. :)

    Responder
  20. Excelente artículo, creo que otro cliente que se puede agregar es el «Porque soy familiar, tengo prioridad» esos que creen que por el hecho de ser familia, pueden llegar a la hora que quieran y así tengas algo que entregar en 5minutos o una hora, quieren que dejes de lado lo que haces para hacer lo de ellos, sin respetar la cola de trabajos que tengas. Creo que es una fusión entre el 6,7,8 y 9; y en ocasiones todos los puntos. Saludos

    Responder
  21. Hola excelente articulo, tambien estan esos clientes qur entregan su documentacion hechos un desastre y argumentan que es nuestra chamba ordenarlos, que me disculpen pero si asi tienen su documentacion , como manejan su negocio? Saludos desde Cancun

    Responder
  22. Excelente post!!!, primera vez que caigo por aquí pero me gusto mucho…
    Sobre los clientes, llevo dos años con mi propio proyecto, que no habré visto!!!. sin embargo me vino a la cabeza dos cosas que aprendí con los golpes, la primera, siempre pidan el 50%, incluso ahora en mis contratos se especifica eso, y la segunda cosa es que para poder recibir el ultimo 50%, no esperen a estar con todo ya entregado, revisen que es «ese detalle», que el cliente necesita, pero que será lo que entregues junto con la factura final, pues porque sino nunca pagan…

    Responder
  23. Para agregar un tipo de cliente a la lista, que tal con los que te piden un proyecto micro, te piden definas el estilo y elabores demás detalles de contenidotenga, después te piden archivos editables y hacen diez aplicaciones con el diseño q te pagaron por una fracción. Es un caso más raro, en muchos años de freelance nunca me había tocado alguien así, pero de qué los hay, los hay.

    Responder
  24. Hace unos cuantos meses, apenas, decidí atender a esa vosecilla interna que me repetía seguido, mándalo a la goma… No te conviene… Y demás coqueteos… Antes de ese tiempo, siempre se escuchó más la otra voz de… «Bueno, ahora mismo te caería muy bien esa lana» razón por la cual, siento yo, muchos de nosotros nos hemos visto en esta situación… Les comento, sigo en la misma postura de, digamos, no decir NO, pero si aplicarle un par más de decenas al porcentaje de ganancia… Así, o se asusta y se va, o mínimo ganas lo mismo (bien cobrado) ya con el regateo. Sólo un dato más… Muchachos, conservemos la calma al momento de analizar a nuestro cliente, si revisamos siempre su entorno para crearle el concepto a su estilo, no dejemos pasar por alto el nuestro propio.

    Sorry que me extendí, sólo les dejo el tipo de cliente que me ha dado dolores de cabeza y riñón estos últimos días, el que dice: «hice esto o lo otro yo solo, más rápido y padre, y ya lo use» o como regularmente se le conoce… Diseñador, publicista, programador, analista, frustrado.

    Saludos a todos y buen día! Decir no, relaja!

    Responder

Deja un comentario

Organiza tu dinero:  El sistema de 5 fases + Inversiones 101 

EMPIEZA DESDE HOY A ORGANIZAR TU DINERO

Descarga sin costo el Kit de Inicio Organiza tu Dinero®
Audio, plantilla de registro de gastos Excel, tutorial de la plantilla y un regalo sorpresa. 

NOMBRE

EMAIL